DESORGANIZACIÓN

De eventos y seguridad: Alejandra Joseph

A diario encontramos una mayor oferta de eventos en nuestro país, casi semanalmente se anuncian conciertos y actividades masivas en los diferentes estadios y centros de convenciones; pero asombra ver lo poco o nada regulados que están estos eventos en temas de seguridad, cuando –por su dimensión– constituyen desastres potenciales.

No hay que ser un experto en estos temas, basta tener sentido común para darnos cuenta de que en estos lugares hay una carencia absoluta de planificación y seguridad. Por tomar un ejemplo, analicemos el estadio Rommel Fernández. Hace poco más de un año que fue reinaugurado, pero en estos días cuando queremos que la afición panameña apoye el fútbol nacional, es un verdadero calvario asistir a uno de estos juegos. Primero, porque nadie controla los estacionamientos y las personas estacionan los vehículos en las vías de acceso del estadio, de forma que salir del lugar sea un calvario que dura entre 40 minutos (en el más afortunado de los casos) y una hora, porque no hay agentes del Tránsito que hagan respetar las vías de acceso ni que aseguren que la salida sea lo más fluida posible, especialmente, en caso de emergencia. Una vez dentro del estadio, es inaudito comprobar que no hay un solo recipiente para la basura. No comprendo cómo se carece de algo tan básico, pero ni dentro ni en los pasillos y menos en las áreas circundantes se ve alguno de estos recipientes; ¿será que les parecerá más fácil mandar a limpiar que promover una cultura de limpieza y salubridad?

Las rutas de acceso y evacuación son otro de los aspectos alarmantes; es verdad que es importante controlar el ingreso, por lo que ponen “mallas de ciclón” y tienen puntos de revisión (muy superfluos), pero una vez iniciado el evento y cuando está por concluir deben facilitar el desalojo de los asistentes. Sin embargo, vemos que abren solamente las puertas de paso individual y lo más preocupante es que las otras están cerradas con candados.

El personal de seguridad permanece en el campo, y si surge un problema en las gradas tiene que correr por las escaleras para tratar de controlar las peleas y demás incidentes que se presenten. En el último partido al que asistí, después de 20 minutos de que parte del público se lanzara vasos y recipientes, en las graderías, llegaron los uniformados a rociarlos con gas pimienta. Todo esto nos debe llevar a preguntar: ¿Se han hecho simulacros de evacuación en estos lugares? ¿El personal está capacitado en caso de emergencias? ¿Realmente, estamos esperando que pase un terrible accidente para regular y poner controles? Esperemos que este no sea el caso y, aunque menciono el estadio Rommel Fernández, los conciertos y demás eventos realizados por empresas privadas presentan los mismos problemas, desorganización y cero prevención.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código