PARO MÉDICO

La fiebre no está en las sábanas: Rafael De Gracia Ruiz

Es indiscutible que los paros médicos son eventos indeseables, impopulares y en los que el mejor librado obtiene resultados pírricos. Pero, no es menos cierto que políticas inconsultas, mal planificadas, que atentan contra la calidad de la atención y limitan las oportunidades laborales de los profesionales de la salud también generarán tremendas reacciones de rechazo, sobre todo aderezadas por la falta de credibilidad que ostentan las autoridades de gobierno.

La aprobación a tambor batiente de la Ley 69, sin dar oportunidad de afinar todos los puntos, indistintamente se acogiera o no las aportaciones de los miembros de la mesa negociadora, no le da al ministro (de Salud) carta blanca para presumir que todo está en orden. Esta precipitación no ha permitido aclarar que el verdadero problema lo tenemos en la red primaria de atención (p.e. centros, subcentros y puestos de salud). Además, a pesar de que los centros de referencia (p.e. policlínicas y los hospitales) también necesitan apoyo, no es en estos donde se promoverá la salud o se prevendrán enfermedades, que son las principales actividades en todo sistema de sanitario bien llevado.

Esta actitud gubernamental, como una carrera a lo loco, ha impedido que se someta al análisis de los negociadores hechos tan reales como la salida al mercado laboral de cerca de 300 médicos idóneos cada año, luego de dos años de internado. Entre los que seguramente habrá colegas dispuestos a acoger las asignaciones requeridas en las áreas de difícil acceso, eso sí, con todos los tratos y facilidades que ha propuesto tan abierta y gentilmente el señor Presidente. Y si lo que preocupa es que se deje a los colegas estancados en las comunidades remotas, pues estas asignaciones bien pueden ser anuales y rotativas. Idea completamente permisible, en virtud del flujo constante de estudiantes de universidades privadas y de la Universidad de Panamá que pasan por el internado.

En este mismo orden de ideas, tampoco se dio la oportunidad de estudiar la solicitud a todo residente nacional, becario por excelencia del Estado panameño, a que aporte un año de servicio social en un área del interior donde se requiera, como apoyo solidario por los años de preparación. Por supuesto, al igual que con los médicos generales, con toda la compensación que ello demanda, así como estructuras adecuadas, insumos, equipos y medicamentos necesarios para un trabajo con calidad.

No puedo más que pensar que decisiones gubernamentales desbocadas han truncado toda posibilidad de diálogo, acorralándonos en el dilema actual que nos tiene divididos. Definitivamente, la fiebre no está en las sábanas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código