INGRESOS Y SALARIOS

El funcionamiento del Canal: Domingo González

Entre lo expresado por el general Omar Torrijos, al suscribir, en septiembre de 1977, los tratados del Canal y del Canal de Panamá, encontramos esto: “…y porque estamos pactando un tratado que nos ubica bajo el paraguas defensivo del Pentágono, que de no ser administrado juiciosamente por las futuras generaciones, puede convertirse en instrumento de permanente intervención”. ¿Qué interés le representa al panameño, olvidar esta expresión?

Pese a la existencia de la “Condición 1” de los instrumentos de ratificación del tratado vigente y a perpetuidad, que salvaguarda mediante la fuerza militar los intereses de Estados Unidos sobre el Canal, al panameño lo expresado le es irrelevante, tal vez por el bocado de soberanía que hasta ahora se recibe. Hace poco me enteré que después de 37 años de este entuerto, extemporáneamente, uno de sus protagonistas reconoció y escribió haber advertido entonces, que los tratados “completaban un período de lucha, pero inauguraban otro”. ¿Es igualmente correcto desatender lo develado por este señor?

Lo cierto es que dos canales involucran la “administración juiciosa”, a que hizo referencia Omar: el Canal y el Canal de Panamá, y ambos constituyen la inauguración del nuevo período de lucha que aún no se ha iniciado. Período que, tal vez, quiso tirarse al traste, con la eliminación de la cátedra de Relaciones de Panamá con Estados Unidos.

En esta ocasión voy a referirme a la administración juiciosa del Canal de Panamá que incluye su funcionamiento. La “Reserva 4” de los instrumentos de ratificación dispone que, a menos que se produzcan excedentes, las entradas del funcionamiento del Canal –determinado en el Anexo A– serán utilizadas para los fines y propósitos definidos en el artículo III del Tratado de Neutralidad y Funcionamiento del Canal, vigente y a perpetuidad.

Sin embargo, el artículo 41 de la Ley Orgánica de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) respecto a las entradas de la vía, las atomiza y dispone que, una vez cubierto los costos de funcionamiento, inversión, modernización, ampliación y reservas, los excedentes (utilidades) serán enviados al tesoro nacional, el período fiscal siguiente.

¿En dónde encajan los trabajadores del Canal, que producen con su trabajo las codiciadas entradas?... Pues en su funcionamiento. ¿Qué porcentaje de los ingresos generados ha representado lo pagado a la fuerza de producción?

¿Cómo han sido los incrementos otorgados en el transcurrir? ¿Incluye la administración juiciosa al trabajador o corresponde solo atender inversión, modernización, ampliación y reservas? ¿Excluye la Reserva 4 en su funcionamiento al trabajador? … No lo creo, cuando existía la clasificación M (manual) y NM (no manual), la primera devengaba más que la segunda, y continuamente era examinada.

Un análisis hecho a los estados de resultado auditados del Canal, a partir de la administración juiciosa, demuestra el progresivo incremento de los ingresos brutos de la vía, mientras paradójicamente, el porcentaje por los servicios personales va decreciendo. De 49% que significó al inicio (año 2000 y 2001), porcentualmente los servicios personales, entre 2002 y 2006 se ubicaron en 25%, mientras que el tramo entre 2007 hasta 2014, el porcentaje de salarios pagado respecto a los ingresos brutos generados se mantuvo en 18%.

Como quiera que mantener el nivel porcentual de salarios (18%) incluye un aumento de la masa laboral, como incrementos salariales, desconocemos cuánto fue asignado a los trabajadores no manual, como al manual.

¿Qué sentido tiene menoscabar el pago justo al trabajador del Canal del Anexo A para favorecer a las empresas navieras? A esto no aspiraron las luchas nacionalistas que se efectuaron en el país.

Los problemas entre la ACP con la empresa Grupo Unidos por el Canal, como las aspiraciones laborales, pueden atizar el péndulo de la intervención que nos legara la yunta Carter-Torrijos. Ojalá la administración juiciosa a cargo de la ACP considere la cacareada equidad, pavoneada en la pasada Cumbre de las América, y atienda las justas aspiraciones de la fuerza de producción de la vía.

Quiera Dios que no veamos, en el futuro, que los salarios de los trabajadores corran la suerte que presenciamos con lo recibido como derechos por toneladas netas y tasas por servicios públicos que a partir del 2006, dejaron de ser considerados como gastos de funcionamiento –efectividad de la Reserva 4–, y pasaron a ser parte de la distribución de la utilidades –excedentes–, que comparten el Estado panameño con el Canal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código