APROVECHAMIENTO

El futuro de Atlapa: Andrés L. Guillén

El Centro de Convenciones Atlapa conforma el más grande y emblemático espacio cultural público de nuestra ciudad capital, con su hermosa plaza de las Banderas, sus amplias salas de exhibiciones, vestíbulos, salones de reuniones, cafetería, depósitos, oficinas, extensas áreas de estacionamiento y, sobre todo, su enorme Teatro Auditorio Anayansi y el más pequeño Teatro La Huaca.

Pero su futuro, como polo generador de actividades artísticas y culturales, corre peligro, al igual que su infraestructura física existente, pues el Gobierno ha anunciado su venta al mejor postor y su posible demolición para levantar allí más torres de concreto, posibilidad que debería suscitar alarma y preocupación en la población.

Lo triste es que tanto el Gobierno como nosotros, los ciudadanos, no hemos tomado conciencia de la fuerza emocional y cultural que emana de ese magnífico espacio, cuyo destino y misión debiera ser convertirse en el mayor centro cultural de América Latina.

Este edificio público, inaugurado durante la administración del presidente Aristides Royo, hace 33 años, con más de 8 mil metros cuadrados de superficie, podría ser sede permanente de actividades artísticas de toda índole, ya sea teatro, danza, música, cine y artes visuales como lo es, por ejemplo, el Lincoln Center de Nueva York o el londinense The Barbican, el más grande de Europa, fuentes ambas de divisas y enriquecimiento cultural.

De ser así, la ciudad de Panamá se convertiría en la capital cultural de toda la región, con Atlapa como su multiplataforma para el desarrollo de actividades multidisciplinarias, cuyo objetivo principal sería mejorar y enriquecer el nivel cultural panameño y ampliar a la vez la oferta al turismo cultural, no solo a través de una programación que incluya propuestas internacionales, sino también con actividades de formación en las distintas ramas de las artes.

Allí podrían tener sus sedes la Orquesta Sinfónica Nacional, el Ballet Nacional, la Dirección Nacional de las Artes, el Instituto Nacional de Música y demás dependencias de cultura institucional, como también albergar espacios culturales independientes, incluyendo los de la cultura “mercantilizada” (con ánimo de lucro), pues ese entorno debería aspirar a ser un lugar a disposición de todos los ciudadanos.

Por eso, pido a la ciudadanía en general, pero muy particularmente al administrador general de la Autoridad de Turismo de Panamá, Salomón Shamah, que considere convertir Atlapa en el centro cultural más grande de América Latina y no permitir su demolición.

Así, colectivamente, le daríamos un legado magnífico a las futuras generaciones de panameños y, por añadidura, mucho dinero a la industria del turismo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código