¿FICCIÓN O REALIDAD?

El futuro de nuestros bosques: Enrique Tejera

Después ver la película Avatar, independientemente de que esto sucede en un planeta ficticio, me pregunto: ¿Puede ser este nuestro futuro? La respuesta no está lejos de ser positiva. Un futuro donde no importa qué especie destruyamos para lograr el objetivo de satisfacer nuestras crecientes “necesidades humanas”.

Proyecciones mundiales muestran el desvanecimiento de bosques tropicales debido al uso desmedido y desordenado de estos importantes recursos naturales. Si nos remontamos al pasado, vemos cómo las actividades humanas tenían un efecto mínimo sobre ecosistemas y medio ambiente, y el hombre era solo un beneficiario más de la naturaleza. A medida que este va “desarrollándose” y la población mundial creciendo, se van destruyendo los hábitat para albergar y alimentar las crecientes poblaciones. Es así como especies de animales empiezan a desaparecer por la caza indiscriminada, disminuye la extensión de bosques y el clima cambia progresiva y globalmente.

La deforestación no solo afecta los hábitat, también tiene efectos secundarios como erosión, la pérdida de nutrientes del suelo que se vuelve estéril y merman sus características de sumidero natural, el aumento de los niveles de CO2 por quema y tala, contribuyendo al desarrollo del efecto invernadero.

Nuestra generación tiene el gran compromiso de lograr que la vida en el planeta siga existiendo de la forma como la conocemos. Tengamos en cuenta que los bosques tropicales representan hoy cerca del 7% de la superficie terrestre y un 2% de la superficie total del planeta. Aun cuando comprenden un área pequeña, albergan más del 70% de las especies vegetales del mundo, el 30% de las especies de aves y el 90% de los invertebrados, su función es sumamente importante en el ciclo de todos los seres vivos.

Si aplicamos los principios de historias de ciencia ficción, viajando al pasado podemos alterar de forma radical el futuro con un simple acto, como evitar la polinización de una planta que podría limitar el desarrollo de especies. Suena fantasioso, pero no está lejos de lo que podría pasar y de lo que de hecho pasa cada vez que una especie desaparece. Se puede romper un ciclo, un ecosistema que hará que eventualmente una u otra especie desaparezca. Sin un bosque que sirva de hábitat, refugio y alimento a especies animales, no se podrán cerrar los diferentes ciclos de evolución.

Estamos a tiempo de salvar el planeta y debemos involucrarnos. Los gobiernos deben evaluar los impactos que crean las concesiones de terrenos para usos industriales; las poblaciones deben tomar conciencia para mantener un equilibrio ecológico, si queremos sobrevivir como especie. La humanidad, en todo su conjunto, debe involucrarse para lograr la sustentabilidad ambiental que nuestro planeta requiere. Esta es una tarea que tiene muchos obstáculos, especialmente los relacionados con intereses económicos y políticos. Tenemos que pensar como especie humana, entendiendo que lo que hacemos en nuestro entorno puede tener consecuencias globales. ¿Qué futuro esperamos? Nosotros tenemos la respuesta y capacidad de evitar que futuras generaciones vivan una triste historia de ficción.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código