MEJOR PAÍS

La generación que se levanta: Elvins Kelsins Santander

Hace poco, en un restaurante de la localidad, le escuché decir a un exministro del expresidente Guillermo Endara que él no entendía por qué, cada vez más, “algunos” jóvenes políticos pierden el miedo a las leyes y no les importa figurar en escándalos de corrupción ni salir en los medios, señalados como responsables de presuntos peculados o por algún negocio oscuro en el Gobierno, eso con el único objetivo de acumular riqueza ilegítima de forma apresurada, aunque golpeen las arcas del erario público que le pertenece a toda la nación.

Como joven, me veo en la profunda pena de aceptar que lo expresado por ese noble panameño es cierto. Hay un grupo de compatriotas que crece, piensa y habla de cómo hacer billetes en el Gobierno, y vemos a pocos jóvenes hablar de servirle al país y poner sus conocimientos a disposición para que, de una vez por todas, empecemos a llevar a esta nación hermosa por los senderos de una democracia pura, y con un crecimiento equitativo que vaya de la mano con los sectores más vulnerables, no de forma desigual como lo hemos visto en los últimos años.

Esta situación me lleva a recordar a uno de los panameños más representativos que forjaron nuestra identidad y, sin lugar a dudas, el más alto exponente en la defensa de los intereses istmeños. Hablo de Justo Arosemena, quien decía: “La generación que se levanta es el tierno vástago que puede cultivarse a nuestro placer, y en que puede y debe fundarse la esperanza de la patria”.

Esta visión patriótica del insigne hombre quedó perennemente grabada en la historia, pero debemos ser conscientes de que se necesita una limpieza profunda en el corazón de la política tradicional y de los partidos para que este pensamiento no sea una utopía, sino que siga vivo, y para que la juventud tome las riendas de este país en un futuro no muy lejano. Así le daríamos a nuestros hijos un país ejemplo para la región, una morada digna, y se acabarían los negociados con las arcas del Estado.

Me siento orgulloso y soy consciente de que también hay jóvenes –como este pensador– con gran visión patriótica, y si la generación que gobernará este país y las próximas empiezan a mirar la política como una profesión de servicio, no de negocios, estoy seguro de que viviremos en un mejor Panamá, con justicia social digna, paz, menos explotación y cero miseria.

Llego a la conclusión de que sí hay esperanza y sí puede haber un verdadero relevo generacional, siempre y cuando limpiemos ese pensamiento sucio que cada vez crece como un tumor maligno. Sacarlo o erradicarlo de forma completa es la única manera de hacerle bien a este país, y solo así la juventud se convertirá en la verdadera esperanza de la patria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código