ESTRÉS COLECTIVO

Para gobernar bien, hay que ser buen político: Ramón Morales Quijano

Tras dos años de nuestro gobierno del cambio, es una desagradable sorpresa que todavía se estén fabricando disparates políticos en medio de un plausible accionar desarrollista.

Algunos altos funcionarios no parecen entender de responsabilidad nacional; principio básico que no se puede eludir con artificios o con confesiones de falta de capacidad política. No necesitan seguir confesando su incapacidad en este campo: el país entero ya está claro tanto en esto como en la gran habilidad que tienen para procurar la pérdida de confianza de la ciudadanía por causa de sus argucias y clientelismo.

Lamentablemente, estas actuaciones se representan como surgidas de un supuesto gobierno empresarial. Ojalá no haya calado semejante noción en la ciudadanía, y esperamos que los propulsores de tal suposición, por los yerros registrados, procedan rápidamente a cambiar de etiqueta: las empresas no se conducen en esa forma.

El sine qua non de un buen político es saber conciliar intereses y aspiraciones, aceptar la diversidad y la disensión, y entender que en democracia la ampliación y consolidación de un espacio político solo se logra a través del respeto, la confianza y la tolerancia.

La persistente turbulencia que se siente en el país exige el restablecimiento del estado de serenidad; y esto lo pueden lograr las altas autoridades de la Nación si son capaces de asistirse con consejeros honestos que se atrevan a defender el papel de la razón.

Los que alegan que en el país no hay crisis luego de la disolución de la Alianza para el Cambio no parecen darse cuenta de que el país está abatido por el escenario político contaminado que no permite respirar tranquilo; se ha producido en el ambiente un estrés colectivo que no presagia nada bueno. Así es difícil pensar o actuar en forma positiva; nadie se atreverá a participar en proyectos nacionales que puedan ser beneficiosos para el país.

En otras palabras, estamos pasando rápidamente del escepticismo al pesimismo, gracias a las granadas de aturdimiento que se están lanzando para distraer a la población mientras se imponen agendas ya no tan ocultas. Esto es altamente peligroso en la política, porque la falta de sosiego incrementa la ansiedad social. Hay que repetir incesantemente algo que es muy real: que no se puede jugar con las determinaciones políticas que tienen repercusiones colectivas, y menos en función de gobierno. Las más de las veces, cuando son malas, han sellado en forma negativa la suerte de gobiernos y de partidos políticos.

Hechos traumáticos surgidos de la vida política producen daños morales e ideológicos colectivos difíciles de revertir, y afectan extensamente la conducta de la gente. Esto lo debe saber cualquier político. Evitar estas situaciones es lo único que puede conducir a un estadista hacia el buen manejo de las dimensiones del estrés colectivo y del clima emocional del país.

Está claro, entonces, que eventos contundentes –como la disolución de la alianza de gobierno– afectan la visión general de la sociedad, de las instituciones y del futuro; y esta visión general será dominante y marco de referencia durante un período más largo de lo que calcularon quienes la causaron.

Aunque lo intenten los responsables, afrontar estos acontecimientos mediante la táctica de desplazar su significado o de justificarlo con toques decorativos es inconducente: los traumas reaparecerán y volverán a salir a la superficie una y otra vez (Freud dictum). Es evidente, entonces, que el remolino de las últimas semanas solo ha incrementado el desorden social que parece extenderse sin control en detrimento de la Nación. Hay nubes negras en el panorama futuro de Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código