RENDIR CUENTAS

Un gobierno en descontrol: Salvatore Bacile Ladaris

El que los desaciertos gubernamentales hayan llevado a los incidentes de violencia y anarquía acaecidos el mes pasado, con motivo de la inconsulta e insistente necesidad de buscar cómo financiar desesperadamente un ritmo de inversión desmedido a través de la venta de cualquier activo nacional que pueda liquidarse, en medio de graves acusaciones de corrupción y sobrecostos, nos llevan a reflexionar sobre el ritmo de acción de una administración, casi esquizofrénica.

En medio de este absurdo e incoherente andar gubernamental, resulta igualmente preocupante la incompetencia de un Órgano Ejecutivo que demostró, frente a la crisis, ser incapaz de articularse como ente mancomunado para tomar medidas o decisiones congruentes.

Es entendible que se cometan errores, como los han cometido todos, pero es inadmisible que frente al error, la reacción sea taciturna y desproporcionada como la que nos brindaron ministros y consejeros, que en corredera y asustados, no supieron asumir con aplomo el peso del reclamo de sus propios actos en la provincia de Colón. Hoy, contrario a las voces gubernamentales, hay quienes pensamos que Panamá atraviesa momentos aciagos, no solo como consecuencia de la crisis de credibilidad y de gobernabilidad, sino porque en lo desmedido de este descontrol, se nos está endeudando a niveles inimaginados, condenándonos a futuros aumentos de impuestos y dificultades económicas que, además de restarle capacidad de acción financiera y credibilidad al gobierno que sea que le toque gobernar en 2014, traerán desasosiego y crisis sociales.

Hoy, los sucesos en República Dominicana nos muestran una ventana del futuro que nos espera, en el que una sociedad sumida en el desconcierto y la crisis económica, a la que se le pretende facturar por el nivel de endeudamiento a que fueron sometidos por el gobierno saliente, está reclamando la cárcel para dichos gobernantes por los abusos y desdenes cometidos, en medio de actos de corrupción y sobrecostos, bajo la excusa de un “verdadero cambio” y un desproporcionado plan de inversiones públicas por “hacer más que los demás”.

Ojalá todos los panameños, al igual que lo están haciendo los dominicanos, exijamos rendición de cuentas a quienes hoy no han sabido administrar el país como un buen padre de familia; sino que se han dedicado, en medio de su descontrol, a dilapidar como nunca antes la riqueza nacional y a comprometer sin sentido el futuro de nuestra nación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código