DEMOCRACIA

Un golpe de mazo: Jorge Rivera Staff

Derivado de los múltiples actos inverosímiles de este gobierno (desde la primera actuación pública del gobernante con un mazo “tomándose” un terreno para el Estado), a primera vista podría uno creer que ya no queda nada para la imaginación. Lastimosamente la tendencia que reflejan estos dos años y medio de ejercicio errático del poder no hace más que acentuarse.

La percepción de la ciudadanía con respecto a la gestión del Gobierno es más que negativa, lo que afecta tanto a sus actuales dirigentes como a posibles candidatos para 2014. Esta percepción es muy difícil que sea revertida en los dos años que quedan antes de las elecciones, a pesar de que los estrategas de la cúpula gobernante confían en los efectos de los millones que se gastarán en publicidad y medidas populistas, así como la acelerada inauguración de obras antes de dicha fecha, tal como ensayaron en las elecciones de El Bebedero, desempeño que esperan ampliar al intentar influenciar o controlar el Tribunal Electoral en los próximos meses.

El problema es que, ante la dificultad de aumentar su capital político por estos medios y el escenario de una muy probable derrota electoral, hay otro posible escenario que puede estar dándole la vuelta a más de un cabeza caliente embriagado de poder. Con el control de la Asamblea Nacional, de la Corte Suprema y del Ministerio Público, estamos ante la posibilidad de un autogolpe que obligue a extender el período del actual régimen, alegando una situación excepcional o una crisis institucional que requiera medidas extraordinarias.

Pueden decir que suena a teoría de la conspiración, pero la verdad es que el corte de comunicaciones ordenado por el Gobierno en San Félix, el espionaje político de opositores y la actitud cada vez más represiva y autónoma de una militarizada fuerza pública (promovida y apoyada por el Sr. Martinelli), no tienen nada de teórico; son hechos que cada vez más se demuestran a la luz pública.

Como última muestra de esta tendencia, está la insubordinación a las autoridades civiles que protagonizó el exdirector de la Policía Nacional, el triste espectáculo de un ministro que dejó arrastrar su dignidad y un presidente que ante una situación de esta magnitud, que en otro país un poco más consciente hubiera generado protestas y la renuncia de varios funcionarios; en vez de apoyar a las autoridades civiles, premia esta actitud del subalterno con su nombramiento en el Consejo de Seguridad, para terminar de consagrar dicho estamento como una policía política al servicio del régimen de turno.

Nuestro endeble estado de derecho y la frágil democracia construida desde 1990, han recibido sus golpes más contundentes bajo el mazo de este régimen autoritario, siendo que puede ocurrir que el poder termine de embriagarlos y se vean tentados a darles un mazazo final. Esto no lo podemos permitir de ninguna manera... los buenos somos más.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código