PÉRDIDA DE LA PRIVACIDAD

De grabaciones y espionaje político: Betty Brannan Jaén

Temas:

WASHINGTON, D.C. –Mientras que el escándalo sobre la grabación de Bobby Velásquez se comenta en Panamá, Washington arde tras la revelación de que el Gobierno estadounidense ha estado vigilando los contactos telefónicos y cibernéticos de sus ciudadanos durante al menos los últimos siete años. Según The Washington Post, empresas como Verizon, Google, Yahoo y Skype han estado permitiéndole acceso “directo” al Gobierno estadounidense para “extraer chats, fotografías, correos electrónicos, [y] documentos”.

En el caso estadounidense, el presidente Barack Obama arguyó el viernes que estos masivos programas secretos son parte vital de la lucha antiterrorista y que son solo “una intrusión modesta” a la privacidad de los ciudadanos. No me convence y muchos norteamericanos están de acuerdo conmigo. “Creo que nos hemos excedido”, comentó el senador Mark Udall (demócrata de Colorado).

En el caso panameño, se nos niega que la grabación de Velásquez fue hecha por el Gobierno. Tampoco me convence y creo que muchos panameños están de acuerdo conmigo.

“No hay tal cosa como privacidad. Acéptalo”, dijo el presidente de Sun Microsystems en 1999. [There is no such thing as privacy. Get over it]. Pero el escándalo sobre el alarmante alcance de los programas secretos de vigilancia en Estados Unidos muestra que el pueblo norteamericano no acepta la desaparición de su privacidad, ni siquiera frente a la justificación antiterrorista. “Quien esté dispuesto a cambiar libertad por seguridad merece ni una cosa ni la otra”, advirtió Benjamin Franklin.

En Panamá, por contraste, la justificación antiterrorista no viene al caso, porque es obvio que la grabación de Velásquez fue hecha por razones políticas, aunque se desconozca al culpable. Pero quienes la atribuyen al oficialismo –y, es más, advierten de teléfonos pinchados y computadoras intervenidas– ven confirmación de sus sospechas en los cables Wikileaks. En agosto de 2009, la embajadora de Estados Unidos en Panamá, Barbara Stephenson, envió un cable secreto a la Secretaría de Estado aduciendo que el presidente, Ricardo Martinelli, le había enviado un chat Blackberry indicando: “necesito ayuda con pinchar teléfonos”; y que luego, en persona, Martinelli “no hizo distinción entre blancos legítimos de seguridad y enemigos políticos”. Cuando Stephenson respondió que Washington no podría ayudar con espionaje político, Martinelli señaló, según ella, “que el Gobierno panameño podría ampliar sus pinchazos por cuenta propia”, sin ayuda estadounidense. Tengo entendido que este incidente le causó muy mala impresión a Stephenson, quien poco después fue transferida a Londres.

Advertencia: si –como suponen muchos– nos están pinchando los teléfonos y grabando con camaritas escondidas en nuestras casas y oficinas, no estaría de más pensar que también nos están interviniendo las computadoras. En la oficina del dictador egipcio Hosni Mubarak, después de su salida del poder, encontraron un software llamado FinSpy, que permite que un Gobierno penetre computadoras ciudadanas y vigile permanentemente todo lo que ocurre en ellas. En Egipto, Bahréin y otros países con poco respeto por los derechos humanos, este software es utilizado para vigilar a disidentes, informó The New York Times el año pasado. Un informe de la ONG Citizen Lab, en Canadá, explica que FinSpy es parte de la línea de software llamada FinFisher, que tiene “servidores en Panamá” (https://citizenlab.org/2013/04/for-their-eyes-only).

Llamé y envié un correo a Citizen Lab para averiguar el significado de esto, pero no obtuve respuesta a tiempo para esta columna. Por el momento, sin embargo, basta con saber que esa tecnología existe y que es un peligro para todo país donde las leyes no valen nada. “Si uno vende [este software] a un país donde el imperio de la ley no es muy fuerte, será utilizado para monitorear a periodistas y a disidentes”, expuso Eva Galperin (Electronic Frontier Foundation) a The New York Times.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código