CITA REGIONAL

Los grandes ausentes: Aminta Pelicot

La VII Cumbre de las Américas, cuyo lema fue “Prosperidad con equidad: el desafío de la cooperación en las Américas”, constituyó un espacio significativo para los líderes de varios grupos sociales organizados del continente quienes, aglutinados en diversos foros, discutieron sus inquietudes y necesidades y llegaron a consensos que presentarán a los mandatarios, para que ellos, como tomadores de decisiones, den respuestas acordes a las demandas de sus representados. Pasando así de una estrategia de enfrentamiento a una de entendimiento.

Previo a la cumbre de presidentes, se desarrollaron eventos como: la VIII Reunión Interamericana de Ministros y Ministras de Educación, el Foro de Rectores de las Américas, el Foro de las Juventudes de las Américas, la II Cumbre Empresarial, el Foro de la Sociedad Civil y de los Actores Sociales, el Foro de los Pueblos, el Foro de los Trabajadores y el encuentro de expresidentes de las Américas, quienes aportaron en la búsqueda de un continente integrado, equitativo y promotor de la democracia y la paz.

En el informe que recoge los acuerdos de los mandatarios, la educación constituye el eje fundamental para el desarrollo de los pueblos. Sin embargo, los educadores –a quienes les corresponde hacer realidad las decisiones que acuerdan en el ámbito regional o nacional– fueron los grandes ausentes de la cumbre. Ellos, en su conjunto, se limitaron a ser espectadores. Se desaprovechó así la oportunidad de que pasaran de ser “actores” a ser “autores”, y de que dejaran claramente plasmada su visión y misión respecto al desarrollo de la educación como herramienta fundamental para tener una sociedad próspera y equitativa.

Estamos seguros de que muchos educadores, sin importar el nivel en que se desempeñen (primario, secundario o universitario) comparten este planteamiento, y se preguntan ¿por qué no se programó el foro de educadores? ¿Será que quienes dirigen las organizaciones gremiales perdieron visión de la importancia de ese cónclave para sentar las inquietudes y necesidades de los docentes, en beneficio de la educación? ¿O no reconocen la fuerza social de los profesionales de la educación en el desarrollo integral de las Américas? En cada país del continente hay grupos magisteriales y estos comparten similares condiciones de enseñanza y aprendizaje que afectan la calidad educativa que deben recibir los niños y los jóvenes.

La voz del docente debe ser un grito permanente en todos los foros, si queremos una educación que forme ciudadanos competentes para enfrentar los desafíos que exige la sociedad del siglo XXI. Esta es una lección que no deben olvidar los dirigentes magisteriales de América, en general, y de Panamá, en particular, por haber sido el país sede del trascendental acontecimiento.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código