Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

SISTEMA DE IMPUESTOS GLOBAL

La hipocresía de la OCDE: Álvaro Tomas

La palabra hipocresía tiene diversas fuentes etimológicas. A mí me gusta más la combinación griega de hypo que significa máscara y crytes que significa respuesta. Es decir, se puede traducir como “responder con máscaras”. Puedo visualizar, sin mucho esfuerzo, a los burócratas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) riéndose a carcajadas de los países del tercer mundo en sus mascaradas, degustando finos vinos y quesos franceses en la “Ciudad de la Luz”. Por eso, hay que quitarles la máscara.

Los exhorto a leer un reporte de noviembre de 2015 que hizo Eurodad denominado 50 Sombras de Elusión Fiscal, en una clara parodia al libro 50 Sombras de Grey, en el enlace http://www.eurodad.org/fiftyshadesoftaxdodging. Eurodad es una red de 46 organizaciones de la sociedad civil, localizadas en 20 países europeos, creada con el fin de transformar políticas e instituciones europeas en la búsqueda de erradicar la pobreza y asegurar derechos humanos iguales para todos.

Dicho reporte ayuda a entender la máscara que usa la OCDE. El resumen menciona cómo Francia y el Reino Unido, otrora potencias mundiales, han jugado un papel primordial en bloquear las aspiraciones de los países en vías de desarrollo, para sentarse en la mesa en donde se establecen los estándares y las reglas impositivas que afectan al mundo. Al menos, el escrito resalta que existe más conciencia de que los países más pobres del mundo son impactados negativamente por un sistema de impuestos global que ellos no crearon y que les ha sido impuesto por naciones más poderosas.

Leerán cómo los países europeos, para no afectar la competitividad de sus economías, ignoran a su conveniencia las directrices de la OCDE. Podrán confirmar cómo muchos países de la OCDE están identificados con el color rojo en el informe (Holanda, España, Alemania, Italia, entre otros), es decir, fallan en sus esfuerzos por cumplir con la transparencia que nos piden a los países en vías de desarrollo –como Panamá– que ofrecemos una plataforma de servicios financieros que estáíntimamente ligada a nuestro crecimiento económico y al bienestar de nuestros ciudadanos.

Como reafirma el reporte, la realidad es que más de 100 países en vías de desarrollo son excluidos del proceso de toma de decisiones, a nivel mundial, en temas de impuestos. La Unión Europea, cuyos miembros son todos de la OCDE, ha sido instrumental en mantener el tema impositivo global en manos de ese club de países ricos y en negar que los países pobres sean escuchados, como establece y demanda el derecho internacional público.

Hace unos días, Farah Urrutia, actuando como viceministra encargada del Ministerio de Relaciones Exteriores, invitó a los embajadores del G-20 radicados en Panamá a una reunión para explicarles nuestra posición en cuanto a las exigencias del Foro Global (un apéndice de la OCDE) para que Panamá firme el modelo de intercambio de información automático que ellos promueven en el mundo. Urrutia informó a los embajadores que Panamá tendrá su propio modelo de intercambio automático de información, basado en el derecho soberano de cada país de adoptar la postura que sea más acorde con sus necesidades y su realidad económica.

Presumo que esta reunión se tuvo que realizar, debido a que los ejecutivos del Foro Global iban a acusarnos, nuevamente, de no querer adherirnos a su estándar de intercambio de información en la reunión del G-20, en China, los días 26 y 27 de febrero de este año. Enhorabuena a los que tomaron la decisión de realizar este gesto diplomático que me enorgullece como panameño.

Además, leí unas declaraciones para Televisa del viceministro de Relaciones Exteriores de Panamá, Luis M. Hincapié, y de la secretaria técnica de la Comisión de Alto Nivel Presidencial para la Defensa de los Servicios Internacionales y Financieros de Panamá, Laura Barrios Altafulla. En dichas declaraciones, Barrios e Hincapié recuerdan que Panamá se comprometió a compartir información fiscal de manera automática, pero siguiendo sus propias reglas, como hace, por ejemplo, Estados Unidos. Estos funcionarios valientes no han hecho más que exigir el principio básico del level playing field; exigir que nos traten a todos los países por igual, como establece el derecho internacional público; pedir que permitan que los países en vías de desarrollo escojan su camino para salir de la pobreza y quitarle la máscara a la OCDE.

Rabo y orejas para estos tres funcionarios y para la Cancillería panameña por dejar sentada, con dignidad y firmeza, la posición de nuestro país. ¡Viva Panamá!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código