Avance: Abogada Evelyn Vargas Reynaga, requerida por el Ministerio Público, ya está en el Avesa.

INFLUENCIAS

Una historia irresistible: Berna Calvit

Ni en la más alocada de mis fantasías hubiera imaginado una historia como la que en estos días es tema obligado: la del vendedor de flores y un lote.

Se comenta tanto el caso que pensé escribir sobre otros asuntos: el silencio oficial sobre algunos viajes del Presidente; el sobreseimiento del alcalde Carrasquilla, que brincó del PRD a CD (después de ser acusado de peculado); la caída de Gaddafi; la magnífica noticia de que la Fundación Bill & Melinda Gates otorgó un millón de dólares a los panameños Carmenza Spadafora y José Stoute, para seguir investigaciones sobre el tratamiento de la malaria; que las muertes por la bacteria KPC siguen aumentando; la perseguida segunda vuelta electoral; las irregularidades en los contratos del programa “Mi primer empleo” a familiares y allegados de la ministra Alma Cortés; los cariñosos nombramientos en el Órgano Judicial, hechos por Salas, presidente de la Corte Suprema de Justicia; que al agonizante Hospital Chicho Fábrega, en Santiago, solamente le aumentaron $600 mil en el nuevo presupuesto; que no es jugando a la gallina ciega como se sabe dónde hay valiosas tierras que se consiguen a precio de ganga, gracias a la cercanía al poder. Al final no pude resistirme a comentar lo que, aunque parezca cuento, no lo es. Es una realidad que dejó en paños menores una turbia transacción con más cola que una cometa.

García Márquez, autor de La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada, que puede considerarse novela corta o cuento largo, narra la historia de Eréndira, a quien la abuela prostituye; algunos interpretan la historia como metáfora del autor, de la explotación de los países menos desarrollados (Eréndira) por los países ricos (la abuela). El caso de César Segura podría titularlo “La increíble historia del cándido vendedor de flores y sus socios desalmados”.

En esta historia no fue el zumbido de la mosca de la suspicacia lo que oí, si no el ruido ensordecedor de escándalo tan grande como el que hacen las aspas de un helicóptero en movimiento (volando, no hundido en el mar). Y tan pestilente que hasta provocó que el Gobierno convocara un Gabinete extraordinario. Y no es para menos. Rebobino la historia y encuentro poco creíble que Segura fuera motu propio a pedir que se le adjudicara gratuitamente un lote frente a la bahía de Panamá, en un área de viviendas lujosas. ¿Quién le calentó las orejas y le abrió las agallas? Todo lleva a pensar que “palabrear” a Segura y cubrir otros ángulos, fue bien calculado.

El único cálculo inseguro era que el buen olfato de algún periodista “mala sangre”, o de algún ciudadano avispado les estropeara el negocio. Y así resultó. Supongamos que le otorgo el beneficio de la duda a la funcionaria Villamonte y a todos los que intervinieron en estos trámites; que les creo que no pensaron que actuaban incorrectamente. Pero la funcionaria Villamonte llevó las cosas demasiado lejos al decir “... esa es mi competencia, dar títulos gratuitos u onerosos...” (La Prensa 23/8/2011). Mejor hubiera dicho que acababa de llegar de Kazajstán, Timbuktú o Nueva Guinea; que nunca antes había puesto pie en Panamá, ni había oído mencionar un sitio llamado Paitilla.

¿Por qué el valor del terreno cedido gratuitamente a Segura, un día fue fijado en $999 el metro cuadrado y al día siguiente, en $2 mil a $2 mil 500? ¿Quiénes son los accionistas de Segura Ventures a quienes Segura traspasó la propiedad? ¿Recibió dinero al hacerlo? ¿Van a cargar los funcionarios con todo el peso de este chanchullo? ¿Será cierto que los socios, como se dice, son cercanos al afecto de Palacio? Esta historia tiene ribetes extraordinarios, tantos como la de los “durodólares”; la del misterioso helicóptero HP-1430 hundido a balazos; y la escena del diputado Afú (entonces PRD, hoy en Cambio Democrático) mostrando los 6 mil dólares, pago parcial de un supuesto soborno (Cemis).

No sé si Segura es ahora un pícaro; pero creo que antes de que los codiciosos monos gordos lo manipularan para utilizarlo, era un hombre humilde y trabajador. Es a esos codiciosos, que tanto tienen ya, a quienes dirijo mi repudio.

En el caso de Rodolfo Charro Espino, tío del expresidente Torrijos, el presidente Martinelli instruye, en Resolución No. 6 de 7/7/2011, al procurador general de la Nación, Ayú Prado, tomar acciones legales para anular la inscripción de la escritura pública en la que se adjudicó a Espino 30 hectáreas en Punta Chame; casi a la velocidad de la luz, tres días después de que el procurador anunció que con el aval de la Sala Penal de la Corte Suprema se secuestró la finca. Merece elogios la inusual prontitud con que atendieron la “instrucción” del Ejecutivo.

¿Actuarán todos con igual diligencia en “La increíble historia del cándido vendedor de flores y sus socios desalmados”? Será interesante ver, en este caso, lo que pesan los apellidos y las amistades.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Feb 2017

Primer premio

1 6 8 6

DADD

Serie: 3 Folio: 12

2o premio

0734

3er premio

2299

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código