hoyporhoy_2011-07-14

Con la resignación propia de quien acepta lo inexorable, los panameñistas han terminado por pasar las horcas caudinas, arrollados por la aplanadora de CD. Ahora observan cómo sus aliados imponen a los suyos al frente de las comisiones más importantes de la Asamblea Nacional.

Hasta allí sería el simple resultado del forcejeo entre los miembros de alianza oficialista. Pero la tragicomedia la pagamos, y caro, todos los panameños, que hemos de esperar a que los “padres de la patria” terminen el matraqueo de sus arreglos, para que el Legislativo comience, de una vez por todas, a hacer lo que debe: legislar. Y no llama precisamente a la tranquilidad saber que ahora la maquinaria de la Asamblea está aceitada y dispuesta para interpretar, y ejecutar, los designios presidenciales en asuntos altamente sensibles.

Lo más lamentable de todo esto es que no haya en el horizonte un signo que permita avizorar un comportamiento distinto de parte de quienes, elegidos para dictar las leyes que requieren el desarrollo, el progreso y el futuro del país, pasan por la historia de la Nación sin dejar sus nombres en ella.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

25 Jun 2017

Primer premio

8 9 8 4

BBAD

Serie: 21 Folio: 4

2o premio

6710

3er premio

5570

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código