hoyporhoy_2011-07-18

Es hora de empezar a pedir cuentas al gobierno por el manejo de las finanzas. Ninguna administración en la historia de la República habrá recibido tanto dinero ni habrá gastado más ni nos habrá endeudado tanto como la de Ricardo Martinelli.  

Lo que en un principio se perfilaba como un agresivo, pero sensato, programa de inversiones públicas, ha terminado siendo una bolsa mágica de la cual van saliendo cada día más proyectos cuya prioridad está en duda. Los gastos corrientes, incluyendo la planilla estatal, han llegado al cenit, y cada día el gobernante nos desayuna con un proyecto más faraónico que el anterior.  

Carreteras, puertos, aeropuertos, compra de corredores, rascacielos, Metro y Metrobus, rellenos y avenidas que atraviesan la bahía, suman miles de millones a más ministerios y los infinitos subsidios que cada semana se anuncian en compañía de esa propaganda sinfín que es ya sello propio del gobernante. Todo ocurre después de que el Ejecutivo logró anular todos los mecanismos de control diseñados para garantizar el buen uso de los fondos públicos. Cuando termine la música, se acabe la danza y haya que pagar la fiesta, ¿quién se hará responsable por el despilfarro?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código