hoyporhoy_2011-08-25

“Parque Ricardo Martinelli”, así debemos nombrar el terreno en Punta Paitilla destinado a espacio público que el Gobierno regaló a una sociedad anónima. La designación es un homenaje al descaro. Es un grito para que despierten quienes aún creen en el sueño que Martinelli logró vender.

La tramoya del parque retrata su gestión: la ilusión que se desvanece, las promesas incumplidas, la trampa siendo sorprendida por los medios, las amenazas a los periódicos, el embrollo de oscuras interpretaciones para esquivar responsabilidades, torcidas maneras de reparar el ilícito, el permanente contubernio de los amigos del poder.

Al final, seguimos al pendiente si nos quedaremos sin parque, si pagaremos a los amigos del Presidente por lo que es de la Nación o cómo concluirá la farsa. El homenaje es importante porque mañana, cuando nuestros hijos pregunten, “Mami, ¿dónde queda el Parque Martinelli?”, no olvidaremos que al pie de esas enormes torres debió existir un parque, un parque que nunca se hizo por culpa de un florista y de un “Cambio”, un cambio que tampoco llegó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Ene 2017

Primer premio

1 1 4 0

ADDB

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

4790

3er premio

3738

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código