hoyporhoy_2011-08-30

La ligereza con la que este gobierno dispone de fondos estatales para cuanto subsidio se le ocurra crear, es alarmante. Gastar a manos llenas en este tipo de medidas de corte paternalista sin que medie una política definida sobre montos o duración, es sencillamente peligroso, pues, a la larga, la población se acostumbra a ellas y, eventualmente, las considera conquistas que luego no está dispuesta a ceder.

Para ejemplo está el caso del subsidio del cilindro de gas de 25 libras, que lleva casi 20 años de vigencia sin que ningún gobierno haya considerado eliminarlo. Y todo se reduce a una razón para no hacerlo: el costo político. Esta administración no se ha quedado atrás.

De hecho, ha duplicado el monto de las ayudas y estamos en los mil millones de dólares en subvenciones, lo que contradice abiertamente su promesa de campaña de racionalizar este renglón. El gobernante busca así tener a una población encandilada, indolente a cualquier atropello a la democracia y solo preocupada por lo que llega directamente a su bolsillo todos los meses. Puro negocio proselitista y grosero clientelismo electoral.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Abr 2017

Primer premio

5 1 8 7

BDBB

Serie: 2 Folio: 14

2o premio

0632

3er premio

1386

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código