hoyporhoy_2011-09-02

Si hay algo que un mandatario no puede permitirse perder es la credibilidad. Más importante que la popularidad –sinónimo apenas de simpatía- la credibilidad estriba en la confianza de los ciudadanos en lo que dice y hace el gobernante. Es posible tener el poder, y además ejercerlo de manera absoluta, pero imposible conservarlo si no descansa en una credibilidad capaz de generar confianza y asegurar gobernabilidad.

Cuando el país esperaba anoche que la anunciada comparecencia del jefe de Estado, a través de la televisión, esclareciera con verdades suficientes la crisis por él generada, su explicación no pasó de argumentos aguados y carentes de razones fundamentadas.

La coyuntura que vivimos implica riesgos para nuestra democracia y para los intereses del país, algunos de ellos estratégicos en el orden internacional. En consecuencia, es de exigir de quien conduce los asuntos nacionales, actuaciones serias y responsables. Y respetuosas de la inteligencia de los ciudadanos. Sobre todo, es hora de pensar en el país. Y por él, recapacitar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código