hoyporhoy_2011-10-08

El otorgamiento del premio Nobel de la Paz a las liberianas Ellen Johnson-Sirleaf y Leymah Gbowee, y a la yemení Tawkul Kerman “es un tributo a todas las mujeres del mundo y a su papel en los procesos de paz y reconciliación”, señala el comité rector del galardón.

La primera de ellas es la actual mandataria que conduce a Liberia al desarrollo; Gbowee logró poner fin a una guerra civil desgarradora, con la llamada “Huelga de sexo”, y Kerman encabeza el movimiento “Mujeres Periodistas sin Cadenas” de su país.

Son personajes que han tenido influencia decisiva en los cambios políticos y sociales de sus naciones, y que ponen de manifiesto la contribución femenina en la sociedad contemporánea. Las tres comparten la visión de un mundo libre del horror de la guerra; aspiran a que sus hijos vivan en sistemas respetuosos de los derechos humanos, y anhelan que la justicia y la equidad sean piedras angulares del progreso de sus pueblos. Al distinguirlas, el premio Nobel se honra a sí mismo convirtiéndolas en símbolo. Son luchadoras; son únicas: son mujeres.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código