hoyporhoy_2011-12-09

Los contratos que ha celebrado el Estado con la empresa italiana Finmeccanica empezaron mal desde que se tomó la decisión de hacer una compra directa, sin que nadie se haya tomado el trabajo de buscar la mejor oferta para el país.

Por el contrario, la decisión no se tomó pensando en nuestras necesidades de seguridad, sino para complacer a un gobernante –Silvio Berlusconi– cuyos escándalos solo son superados por su desgobierno y la postración económica en la que ha dejado a sus conciudadanos.

Los escándalos de Il Cavalieri han salpicado a Panamá y es solo de necios y soberbios mantener vigente acuerdos tan distanciados de la transparencia que debe imperar en los actos públicos.

No olvidemos que nadie aquí reconocía el pago de comisiones –incluso, las negaron– hasta que, a fuerza de pruebas, el Gobierno ha tenido que admitir su existencia.

Entonces, ¿cómo puede pretender esta administración protegernos de la delincuencia cuando estos contratos no hacen otra cosa que estimularla y con nuestros propios impuestos? Y no contentos con eso, recordemos que aquí recibió refugio un prófugo de la justicia italiana. ¿Así nos protegen?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código