hoyporhoy_2012-01-12

El paso de Bosco Vallarino por la Alcaldía capitalina está plagado de reveses que comienzan cuando el PRD, herido por un estruendoso fracaso electoral, se lanza a cuestionar su nacionalidad y, por ende, su derecho a ocupar el cargo.

En ese momento, la Asamblea Legislativa -controlada por el CD y el panameñismo- sale al rescate, rehabilitándole los derechos ciudadanos de forma retroactiva. A la postre, dicha actuación es demandada ante la Corte Suprema de Justicia por inconstitucional, pero el caso queda engavetado hasta que, rota la alianza oficialista y convertido Bosco en una especie de cucaracha en baile de gallinas, el expediente es desempolvado.

Nadie duda que el fallo que está por emitirse será el preludio del fin de Bosco, pero, no contento con esa estocada, el Presidente le asesta otra: en la Presidencia misma, según el propio Vallarino, lo presiona para que renuncie.

Estamos ya no solo ante un ejemplo crudo de cómo el Ejecutivo manipula a los otros dos órganos del Estado, sino ante una situación que debería hacer sonar todas las alarmas ciudadanas, porque se está irrespetando nada menos que el voto popular.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código