hoyporhoy_2012-02-04

Indudablemente, negociar con los ngäbe es harto complicado, pero el manejo que el Gobierno le ha dado a la crisis no podría ser peor.

Sus representantes han perdido la confianza de los indígenas y, por consiguiente, no pueden pretender sentarlos a dialogar en base a promesas.  Se demoraron mucho en pedir la intervención de la Iglesia católica, una de las pocas instituciones que sigue teniendo credibilidad. También cometieron un error al anunciar una cadena nacional, y delegar en un ministro.

El momento llamaba a que fuera el Presidente de la República quien se dirigiera al país y su ausencia dio cabida a dos lecturas: o no se atrevió a dar la cara o no alcanza a medir la gravedad del problema. Finalmente, las evacuaciones, el puente aéreo y marítimo llegaron con varios días de retraso.

En cuanto a los ngäbe, solo resta decirles que ya lograron que el país tomara conciencia del estado de vulnerabilidad en que los deja la ausencia del artículo 5. Por lo tanto, es tiempo de despejar la carretera y abrir el camino a la negociación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código