hoyporhoy_2012-02-14

Los temores planteados por el magistrado presidente del Tribunal Electoral, única institución de aquellas llamadas a salvaguardar la democracia que aún se mantiene fuera de la esfera de influencia del poder Ejecutivo, no pueden ser ignorados.

Denuncias relacionadas con temas presupuestarios han sido recurrentes pero, en 22 años transcurridos desde la invasión militar, nunca un magistrado había hecho una advertencia tan categórica con respecto a las intromisiones de otros órganos del Estado en los temas electorales y cómo estas pueden afectar la labor de la institución llamada a garantizar el sufragio.

Ciertamente, hay quienes temen que, llegado el año 2014, la cúpula del gobierno no quiera ceder el poder –o esté demasiado comprometida como para hacerlo–, pero asimismo los hay que piensan que hablar de fraude es absolutamente prematuro e injustificado.

Lo cierto es que, aun si la verdad estuviera del lado de estos últimos, lo que está en juego es demasiado grande como para ignorar las alarmas que hizo sonar el magistrado Solís, más cuando sus colegas dejaron claro que lo expresado no refleja la preocupación de un hombre, sino de toda una institución.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código