hoyporhoy_2012-06-06

La prometida sensibilidad social que a lo largo de su período observaría el actual gobierno, de manera especial en lo relacionado con el poder adquisitivo de los menos favorecidos, no ha parado en tal. Así lo comprueban cientos de miles de panameños en lo que tiene que ver con su canasta básica.

El gobierno ha apostado con una prioridad obsesiva por la expansión de la infraestructura sin privilegiar, como lo había prometido, la calidad de vida de las gentes. Ha establecido, es cierto, programas de asistencia que benefician a estancos de la población, pero el concepto de lo social no es satisfecho de forma debida.

Y mientras la inflación drena cualquier aumento en la remuneración, la canasta absorbe el 70% del salario mínimo de ley, sin contar que vivienda, vestido, medicinas y transporte son aspectos a cubrir, también, con el magro presupuesto de los sectores populares.

Eso quiere decir que el país de maravillas que tendremos en el futuro, deberá bastante a los sacrificios que hoy mismo aportan quienes deben estirar cada centavo para hacer posible el milagro diario de la subsistencia. Centavos, porque ni a “martinellis” llegan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código