hoyporhoy_2012-06-17

La paternidad ejercida cabalmente, con todo el trabajo, las responsabilidades, los sacrificios, los dilemas y desvelos que supone proveer, cuidar, formar, corregir y educar a los hijos, es una verdadera proeza en estos tiempos en que todo cambia muy rápidamente y en que el entorno parece conspirar constantemente contra ella. Es una proeza hecha posible por el más grande amor, como bien saben quienes tienen o tuvieron la fortuna de crecer a la sombra de un padre bueno.

Más allá de todo lo material, el abrazo de ese superhombre siempre dispuesto a perdonar y a apoyar a los hijos, no importa cuántas veces hayan desoído su consejo, es uno de los grandes privilegios a los que puede aspirar un ser humano.

Bien hace la sociedad en dedicar este día a honrarlos, a agradecerles, quererlos y atenderlos, porque el fruto de ese trabajo sin horario ni jubilación tiene un efecto benefactor que se multiplica y se siente en las comunidades, empresas, nuevos hogares, y en cada uno de los escenarios en donde se desempeñan el hombre y la mujer bien criados, y bien queridos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código