hoyporhoy_2012-06-29

La sumisión del presidente de la Corte Suprema de Justicia al jefe del Ejecutivo viene acentuando las duras críticas de sectores políticos y civiles, que justificadamente han empezado a exigir la renuncia de su titular, el magistrado Moncada Luna. No se trata de un capricho.

El nombramiento de este personaje fue cuestionado desde que se anunció, precisamente, por su cercanía al mandatario. Y desde que llegó a la Corte Suprema jugó un rol protagónico en el fallido intento por revivir la llamada Sala Quinta.

Sus actuaciones la mayoría de las veces han estado sometidas a los disparates del gobernante, por lo que no en vano estas agitan las crecientes dudas que tiene la sociedad en la independencia que ordena la Constitución Política entre los órganos del Estado.

Pero el magistrado es sordo a la crítica: insiste en plegarse a las órdenes de quien aparentemente nunca dejó de ser su jefe. Por todo esto, su presidencia en la Corte se perfila, no solo como una de las peores de la historia de este órgano, sino como una de las más serviles al Ejecutivo. ¿Ese será su mejor legado a las jóvenes generaciones de abogados? ¡Qué vergüenza!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código