hoyporhoy_2012-07-02

En su mensaje a la Nación, el Presidente dejó a un lado el tono de confrontación directa. Optó por un detallado y exhaustivo recuento de las realizaciones de su gobierno, en el que por momentos se mostró como refundador de la República y el Estado al aludir a la supuesta inacción de sus antecesores, desde 1903.

 Nadie puede ser tan mezquino para desconocer la labor transformadora, en muchos aspectos, de la administración actual. Lo que se le reclama al gobernante tiene que ver con el fondo de lo institucional, deteriorado seriamente durante su gestión y que varias veces ha traído desasosiego al país.

Estuvo bien al reconocer que puede cometer errores, exigir respeto e instar a que cesen las peleas para reemprender consensos que guíen el futuro de Panamá. El desafío está en que él ha de dar ejemplo en tales asignaturas.

Y su reto es mayor al no llamar a un gran diálogo que incluya la participación de todos los sectores de la vida nacional; tal vez porque él entiende que no es necesario. Aun así, Panamá quiere esperar que, en lo que le resta de su gestión, el mandatario observe la compostura que ayer se obligó a mostrar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código