hoyporhoy_2012-07-19

Sobradas razones explican que el hospital del Niño sea una institución emblemática del país. Por años su modernización ha sido impulsada con el cariño y la solidaridad de los panameños a través del teletón y el trabajo tesonero de quienes integran su patronato.

Esto en la práctica ha aligerado, si se quiere, las responsabilidades de los gobiernos, que no pierden oportunidad de alardear de sus ayudas, cuando las dispensan. Una vez más trasciende la situación precaria que atraviesa el hospital, de manera especial en lo concerniente al hacinamiento que lo afecta.

Esto es una vergüenza nacional, dada la bonanza económica que proclama la administración, y las sumas fabulosas destinadas a proyectos y obras de prioridad menor que esta.

Sobre todo cuando se habla de una suerte distinta para el terreno de la antigua sede de la embajada estadounidense, que supuestamente serviría para ampliar las instalaciones de dicho centro asistencial.

Bien estaría que el mandatario, considerándose émulo sin par del gran Belisario Porras, emprendiera algo trascendental y definitivo en el tiempo, nada cosmético ni político, que hiciera justicia al papel del hospital del Niño en la vida y la historia del país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código