hoyporhoy_2012-07-27

Prudencia es una palabra desconocida para quienes manejan las finanzas del Estado panameño. El presupuesto general que se propone aprobar el Gobierno para el año entrante es un monumento a la irresponsabilidad, construido por funcionarios pusilánimes, incapaces de advertir a sus superiores de las consecuencias que puede acarrear para el país una crisis económica, ya sea por razones internas o externas, o por ambas.

El aumento del presupuesto supone la contratación de más deuda, pues las recaudaciones no serán suficientes para cubrir este frenético ritmo de gastos. Frente a esta realidad, queda en evidencia la farsa que montó este gobierno para vendernos, hace escasas semanas, una ley que, lejos de crear un fondo de ahorros, lo que pretendía era la venta de importantes activos nacionales para sufragar esta fiebre de derroche.

2013 será el año en que esta administración más gastará para hacerse un traje de concreto, asfalto y hormigón que proyecte la ilusión al electorado de ser el gobierno que más hizo, olvidando que con solo tinta y papel, el Presidente ha devastado la poca institucionalidad que teníamos. Ahora, parece que se propone hacer lo mismo con la economía.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código