hoyporhoy_2012-11-10

De Roma nos llegan poderosas lecciones en formato de noticias. Hace poco, la justicia italiana sentenció a cuatro años de prisión al ex primer ministro Silvio Berlusconi, por el cargo de evasión de impuestos. Al hombre que dominó la política del país durante una década y media antes de renunciar a su cargo por escándalos sexuales, no le sirvió de nada todo el “poder” acumulado, en la política, en los negocios y en los medios de comunicación.

Que el Ministerio Público nuestro y el Palacio de las Garzas tomen nota. Y hay más tareas pendientes en el pizarrón. Ahora sabemos que Valter Lavítola, el oscuro personaje que hacía negocios en calidad de jefe de Estado incógnito con nuestras autoridades, ha admitido lo que sospechaban los fiscales: que andaba en negocios turbios.

Causa estupor que nuestro propio mandatario, Ricardo Martinelli, lo tuviera como un interlocutor válido, solo porque Berlusconi una vez se lo presentó quién sabe con qué fines. Que esto sirva de escarmiento para que el Presidente y todos los que aspiran a ocupar ese puesto aprendan que los asuntos de Estado se tratan como tales y que la institucionalidad se respeta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código