hoyporhoy_2012-12-20

Los conflictos de interés están a la raíz de muchos de los casos de corrupción que se dan en Panamá a diario y que pasan inadvertidos a nivel judicial, a pesar del gran daño moral y económico que le ocasionan al Estado y, por ende, a la población.

Los ejemplos abundan, pero el más reciente tiene que ver con el escándalo de la repartición de jamones por parte del presidente de la Asamblea Nacional. Como si ver a un funcionario con aspiraciones electoreras ganar simpatías a costa de cientos de miles de dólares en recursos estatales no fuera suficiente ofensa, ahora resulta que la compra de los jamones podría haber dado cabida a más de una irregularidad.

Hay figuras afines al Gobierno vinculadas comercialmente con dignatarios de la sociedad beneficiada con el contrato de suministro; además, ha salido a relucir que la comisión encargada de seleccionar al proveedor contó entre sus miembros con nada menos que ¡un representante de dicha sociedad! Es fácil imaginar quién llevó la peor parte en esta transacción.

Lo difícil es resignarse al hecho de que en nuestro país no hay un solo funcionario con la integridad y el coraje necesarios para frenar estas vagabunderías.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829