hoyporhoy_2013-02-11

El trillado ´cambio´ pregonado por Ricardo Martinelli en la pasada campaña fue un eslogan que le diera buenos réditos electorales, pero en varios aspectos fueron promesas incumplidas. Sin desparpajo alguno, el hoy mandatario y su administrador de Turismo varían de postura según la conveniencia del momento.

Lo que antes criticaban como supuesto despilfarro del erario, ahora es justificable bajo la necesidad de invertir para publicitar el Carnaval de la capital. ¡Cuánto oportunismo! El gasto de millonarios recursos en una fiesta que sigue sin responder a las expectativas en cuanto a turistas por llegar e impacto económico carece de sentido y explicación.

Si de lo que se trata es de exportar el Carnaval debe empezarse por transparentar su organización y la contratación directa de artistas internacionales cuyos promotores asientan toldas en Palacio. Desde ya cabe anticipar que en 2014, pleno año electoral, este gobierno echará mano de los fondos públicos para montar su último jolgorio. En todo caso sería una despedida al ritmo de guaro y reguetón. Y solo eso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829