hoyporhoy_2013-04-01

Patético. Como no logró su propósito de descabezar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la pasada asamblea de la OEA en Washington, empeño en el que estuvo acompañado por los demás miembros del Alba, Rafael Correa dice ahora que, en definitiva, no acepta las acciones de aquel organismo, y que acatará en cambio las de la Corte Interamericana.

El mandatario alude a las medidas cautelares que la CIDH adopta en defensa de los derechos humanos y que suelen convertirse en casos sobre los cuales la Corte dicta decisiones finales. Insiste, además, en restringir el ámbito de trabajo de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión y que se le reduzcan sus recursos operativos, al tiempo que se busque una nueva sede para la CIDH, medida esta que la alejaría de su actual epicentro de influencia hemisférica.

No porque haya fracasado en sus intentos el eje del Alba renunciará a ello. Por fortuna el resto de los países, al cerrarles el paso, entiende que en la defensa de los derechos humanos, y en particular el de la libertad de expresión, está la suerte de los valores de la democracia en el continente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código