hoyporhoy_2013-04-11

Nadie está en contra de que se mejoren las infraestructuras de las instituciones públicas. De hecho, hay casos en que estas renovaciones son fundamentales para que los funcionarios sirvan con mayor productividad y eficiencia al usuario.

Lo que incomoda de anuncios como el de la procuradora, Ana Belfon, en el sentido de que ya fue aprobada la construcción, a un costo de 40 millones de dólares, de un nuevo edificio para la Procuraduría, es la total discrecionalidad que hay en la asignación de recursos.

A falta de un plan que determine necesidades y prioridades a corto, mediano y largo plazo, lo que tenemos es una constante improvisación.

Los proyectos que logran financiamiento no siempre son los más urgentes, sino los que más ruido político generan o aquellos cuyos promotores tienen más acceso al centro de toma de decisiones.

Para decirlo en forma simple, no se entiende por qué para algunos proyectos hay dinero, mientras que para otros –incluida la modernización del Idaan o la continuación de la puesta en marcha del sistema penal acusatorio– no lo hay.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458