hoyporhoy_2013-05-01

El caso Federación Panameña de Fútbol (Fepafut)-Cervecería Barú Panamá deja un sabor amargo. Un día, el Presidente de la República media a favor de una de las partes para que un contencioso se resuelva de acuerdo con su criterio y, 24 horas después, logra su cometido.

No importa que ahora el mandatario nos diga que al amenazar con entrar en la disputa, haciendo gala de todo su poder, hablaba como ciudadano. En su mensaje, el gobernante recurría al socorrido lenguaje de mandamás y usaba la misma cuenta de red social con la que ha despedido a funcionarios y dirigido el país cuando está en uno de sus viajes en el exterior.

Pírrica victoria la del Presidente. Los empresarios que él invita a Panamá en cada foro internacional no dejarán de tomar nota de este triste capítulo. Y los gremios locales que tanto reclaman seguridad jurídica y respeto a la institucionalidad, que se miren en este espejo y no guarden silencio cómodo. La Fepafut, en tanto, más allá de arroparse con la bandera del fútbol nacional y hacer el papel de víctima, debería dar muestras de transparencia y someterse a auditorías sobre los recursos que maneja.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458