hoyporhoy_2013-05-07

El país del crecimiento económico más pujante de la región, con su capital de rascacielos luminosos y aires acondicionados a grado polar en cada rincón, pudiera quedarse sin luz por falta de lluvias. Para que tengamos una idea de lo que eso significa, recordemos el impacto que en nuestra vida cotidiana causó el apagón nacional de cuatro horas del 25 de febrero pasado.

El llamado al ahorro energético, hágalo quien lo haga, es oportuno y debe ser acogido con responsabilidad por todos. Tanto en nuestra casa como en el trabajo debemos hacer un esfuerzo mayor. No se justifica que mientras en interiores tengamos que estar abrigados, afuera la canícula supere los 35 grados Celsius.

Las altas temperaturas que registran niveles históricos, atribuidas al cambio climático y la escasez de lluvias, nos deben llevar a gobernantes y gobernados a identificar y asumir las responsabilidades que nos competen.

Así, las autoridades han de impulsar políticas dirigidas a la eficiencia energética, a la búsqueda y puesta en marcha de otras fuentes de generación, y a la buena gestión del recurso vital que es el agua. Y a todos, es obvio, nos toca hacer de su ahorro, el agua de mañana.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código