hoyporhoy_2013-05-16

La inclusión de la Autoridad del Canal Panamá (ACP) en la lista de las compañías más éticas del mundo, en la que están representados solo dos países latinoamericanos (Panamá y Brasil), es motivo de orgullo. También debe ser inspiración para otras empresas privadas, estatales y mixtas, que operan localmente.

La ética no solamente da buena imagen, sino que fortalece aspectos importantes de la gestión administrativa como la visión, planificación, desempeño individual, eficiencia y rentabilidad.

Que la ACP haya podido instaurar tan altos estándares éticos en un medio básicamente corrupto, se puede atribuir a condiciones diferenciadoras: ciertas buenas prácticas heredadas de los estadounidenses, un título constitucional que la blinda de la política, y administradores con visión e ideales que no se dan en el resto de las instituciones públicas, presas de vaivenes y caprichos electoreros.

Pero eso no debe ser impedimento para que, como sociedad, aspiremos a un cambio. Contamos con el referente cercano y accesible de la ACP. Lo que falta es la voluntad política necesaria para adoptar las buenas prácticas de la emblemática institución.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código