hoyporhoy_2013-05-20

Un decreto de la Alcaldía de Panamá que ya tiene 18 meses de vigencia prohíbe expresamente que los supermercados, entre otros comercios, vendan o distribuyan bebidas alcohólicas en horas de la madrugada.

Este decreto, empero, no tiene alcance para la cadena de supermercados del Presidente de la República, ya que este diario pudo corroborar que, mientras los demás no venden licor, en los del gobernante no hay obstáculos para comprarlo.

Pero el Presidente –echando a un lado su investidura y calzándose el sombrero de empresario– sin asomo de duda asegura que la prohibición es para bares, no así para “lugares de venta” (léase súper 99). El absurdo luego fue secundado por el ministro de Seguridad Pública, que dice que la ley zanahoria “solo debe aplicar a centros de diversión”.

Pero lo cierto es que el decreto alcaldicio ha estado vigente año y medio, y lo estará hasta el día en que lo deroguen –que puede ser hoy– solo para complacer el capricho de alguien que actúa como un déspota.

En vez de predicar con el ejemplo, lo que hace Ricardo Martinelli es irrespetar la ley para luego exigir que se aplique al pie de la letra a sus competidores o a sus detractores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código