hoyporhoy_2013-06-27

El proceso de modernización del aeropuerto de Tocumen –que administra una sociedad estatal, pero bajo el modelo de una corporación privada– vuela en medio del secretismo y la incertidumbre.

Sin dar mayores razones, el Consejo de Gabinete ha autorizado créditos adicionales por $400 millones para cubrir unas obras que supuestamente serían autofinanciadas con las recaudaciones de las tiendas libres de impuesto que se instalarían en la nueva terminal aérea.

Lo realmente aéreo de esta decisión es que los desembolsos fueron autorizados sin que se conozcan los estados financieros auditados de la entidad.

Hay más nubarrones en el horizonte. Como se recordará, Tocumen, S.A. inventó la modalidad de “contratación directa por invitación” para transar sus millonarias compras y concesiones, además que el gobierno actual cambió la ley para que los compromisos financieros del aeropuerto no corran como parte de la deuda pública. Para hacer todo esto, el Ejecutivo debe tener razones muy poderosas. Y quizá también, detestables.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código