hoyporhoy_2013-07-26

Aquí se ha perdido toda noción de dignidad y se ha rebasado cualquier límite de proporción. Que obsecuente y de forma abyecta para con los caprichos de Palacio, la Asamblea Nacional –a través de una comisión que preside quien en su momento fue visto por el país en una acción delictiva– se lance a la carga por la cabeza de un magistrado de la Corte Suprema de Justicia para aumentar la cota que allí controla el mandatario, dice cuán rota vino a quedar la institucionalidad del país en manos de los del cambio.

Esa sería la contraprestación facturada a la sociedad por el atisbo de decencia, eso sí calculado, al exigir cuentas a la defensora del Pueblo.

Pero en el caso de esta hay dolo comprobadísimo, mientras que en el del magistrado lo que se alega es tan endeble como absurdo, al acusarlo de apología del delito por hacer un comentario sobre un mal endémico de nuestros tribunales.

El caso es que, ¿hasta cuándo desafiarán la paciencia de los ciudadanos? Cuidado, la próxima vez el recurso podría fallarles.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código