hoyporhoy_2013-08-02

La desigual distribución de las riquezas en un país donde a diario el gobierno se ufana del crecimiento económico, vuelve a tocar al deporte. Muestra de ello fue el reciente despliegue dado a la llegada de la selección de fútbol, que obtuvo el subcampeonato en la Copa Oro, el cual contrastó con la manera silenciosa –en horas de la madrugada– en que lo hicieron los niños aguadulceños que ganaron para Panamá el privilegio de competir, una vez más, en el torneo de béisbol de Williamsport, Estados Unidos.

Improvisar el recibimiento de los peloteritos y sus padres, al ofrecerles hospedaje en ´dormitorios´ de Pandeportes, refleja la poca consideración con estos atletas. Mientras en este país los jerarcas del deporte (van cinco directores en cuatro años de este gobierno) no se aparten de la politiquería, niños y jóvenes seguirán alejándose de las canchas y estadios.

El mal trato dispensado por las autoridades en este caso solo evidencia que, cuando hay como rédito una foto para mejorar la imagen del funcionario o ´votos´ para unas elecciones, a los deportistas se les brinda el respeto que se merecen. ¡Otra decepción del cambio!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código