hoyporhoy_2013-08-16

Con la mira puesta en las elecciones generales del próximo año, el gobierno mantiene la tozudez de apostar más al bombardeo publicitario de sus millonarias obras y proyectos para captar el voto, que a la fiscalización y optimización de los servicios que se supone debe brindar a la población.

Un ejemplo claro de ese freno gubernamental ha sido la puesta en marcha del Sistema de Ingresos y Prestaciones Económicas (SIPE) en la Caja de Seguro Social, sin que a la fecha se obtengan los resultados esperados por todos. Después de 11 meses desde su inicio, los “errores ilógicos” en la filiación de nuevos empleados y el reporte de planilla mensual siguen dando quebraderos de cabeza y pérdida de tiempo a empresas que, por obligación, ahora tienen que utilizar la herramienta digital.

Es cierto que todo cambio en una organización –más en la gigante e inoperante estructura estatal– requiere tiempo; sin embargo, ya toca a quienes dirigen esa institución exigirle, de una vez por todas, resultados inmediatos y satisfactorios a la compañía que se benefició del contrato para ejecutar un trabajo que no es para nada gratuito.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código