hoyporhoy_2013-09-13

Con la arrogancia del que ejerce el poder de manera tóxica, el Presidente confirmó ayer lo ya sabido. Con una llamada puede decidir la suerte de una ley. Quien está al frente del Órgano Legislativo se limitará a acatar lo que se decida en el Palacio de las Garzas. ¡Para qué guardar apariencias! Siempre podrá mencionarse la perorata de la “armónica colaboración” entre los poderes, o el “liderazgo” del Presidente en el partido de gobierno.

Lo cierto es que, con sus acciones, el gobernante ha hecho un pernicioso ejercicio del poder –desde intromisión en la Corte Suprema de Justicia; en el Ministerio Público, para interceder por los “hombres de buena fe”; en la Contraloría, para frenar o acelerar trámites; en la Fiscalía Electoral, y ahora con agriada virulencia pública, para decidir lo que él considera de interés colectivo– lo que deja claro que la institucionalidad de la República es una ficción.

El autócrata del mazo y su corte golpearán a quien se interponga; y a todo aquel que ejerza el derecho elemental de alzar su voz crítica.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código