hoyporhoy_2013-10-01

El derroche ha sido una característica de este gobierno. Los fondos públicos le sirven para pagar sobrecostos, o bien para dejarlos perder, como si fuera cosa que nos lloviera del cielo.

A cuenta de este prurito de botarata se fueron por el desagüe, entre otros, los millones para el diseño de la torre financiera, la ciudad gubernamental, un primer centro de convenciones en Amador, y más reciente, lo perdido en las aceras móviles de Tocumen; sacadas de camino no por necesidad para atender, sino por tozudez interesada y manifiesta: que para eso se tiene el poder.

Como se sabe, derrochar no es virtud de un buen gobierno, que uno así, en vez de dilapidar el erario, arbitraría con diligencia recursos para un nuevo Hospital del Niño u otros fines postergados por esta administración a condiciones menesterosas.

Esto, mediante la guillotina presupuestaria para favorecer proyectos gubernamental más glamurosos. Por supuesto, en ausencia de una Contraloría General independiente y eficaz, que tutele los bienes del Estado; que supervise y exija cuentas, cómo no va prosperar aquello de que “lo que nada nos cuesta volvámoslo fiesta”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código