hoyporhoy_2013-10-05

Recientemente el Presidente colocó en el perfil de su cuenta de Twitter el resultado de una encuesta de opinión pública sobre las preferencias electorales con miras a los comicios del 4 de mayo de 2014.

Eso, sumado al hecho de que hace poco nos confesó que en su partido las encuestas las paga él, nos dio una idea de cuáles son las prioridades del mandatario: mantenerse en el poder.

Pero ahora la revelación de una serie de contratos hechos por el Estado con asesores externos en materia de imagen, manejo de crisis y evaluación de gobierno representa la confirmación de una patología que raya en obsesión.

Y lo más lamentable es que el tratamiento de esta enfermedad del poder se paga con fondos públicos. Todo esto sin contar los gastos en publicidad estatal, cuyos montos se niegan a revelar.

Este fenómeno explica por qué en algunas ocasiones el gobernante simplemente ha echado para atrás. Los gurús de la imagen y las encuestas así se lo han recomendado. Aquí queda claro que lo importante no es si una medida es social o económicamente viable, sino si es política o electoralmente conveniente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código