hoyporhoy_2013-11-04

El más reciente informe sobre el estado de la región, levantado con base en indicadores de gobernanza del Banco Mundial y estudios del PNUD, muestra el descenso en la calidad de la democracia en Panamá. Esta es una de las consecuencias del deterioro de la institucionalidad, resultante a su vez del avasallamiento de la separación de poderes que le ha costado al país la administración actual, y de la falta de visión y responsabilidad de la clase política local.

El propio arzobispo metropolitano señala ahora que la desconfianza hacia todo entre los ciudadanos del país es tal, que ya no se cree “ni en las buenas intenciones” de nadie. Será algo trillado, pero hay que tenerlo presente siempre: la credibilidad de una sociedad en su entorno es proporcional a la fortaleza y vigor de la democracia que en ella impera.

La gobernabilidad y los diversos aspectos de la vida nacional tienen vínculo directo con los valores democráticos vigentes. Es obvio que sin transparencia, rendición de cuentas, respeto por el adversario político y tolerancia a la crítica, resulta imposible proyectar un liderazgo inspirador en la sociedad que motive en esta fe, esperanza, confianza y optimismo. Que lo entiendan los políticos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código