hoyporhoy_2014-04-08

Alejandro Moncada Luna es un pesado lastre para la Corte Suprema de Justicia. A él habría que atribuirle buena parte de la pésima reputación del Órgano Judicial, por actuaciones que llenan de vergüenza no solo a sus colegas abogados y magistrados, sino a los ciudadanos en general.

Su servilismo es de antología. Recordemos cuando admitió un amparo de garantías constitucionales que nunca resolvió, impidiendo así la reorganización de la casa de valores Financial Pacific.

Su falta de acción evitó que se conocieran los negocios que allí tenía el presidente Martinelli o la verdad sobre las actividades de los socios principales de la compañía, que acumularon graves acusaciones en su contra.

Ahora conocemos cómo en tres ocasiones el magistrado ha impedido que se investigue al diputado oficialista Sergio Gálvez sobre ese asunto de la regaladera de jamones en Navidad.

Las excusas para detener la pesquisa son carentes de todo sustento y desvelan las verdaderas intenciones que esconde el magistrado con su fallo. ¿Cuándo entenderá este magistrado que su papel es impartir justicia, que no está en ese cargo para permitir la obscena impunidad de la que graciosamente hace gala?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código