hoyporhoy_2014-04-09

Es muy difícil creer que un caso en el que existen indicios que sugieren que se adquirieron bienes con sobrecostos sea archivado por causa de la ineficiencia de la Contraloría General de la República, un ente que debería velar por el dinero que aportan los contribuyentes al Estado.

Pero lejos de eso, se comporta como encubridor, casi como cómplice al no poder remitir un informe de auditoría solicitado por la Fiscalía Primera Anticorrupción. Este informe, según el fiscal de la causa, era esencial para determinar que se estaba ante un sobrecosto, pero pasaron los meses sin que la entidad presentara la auditoría.

La contralora debería asumir la responsabilidad por esta evidente negligencia que pone en peligro valiosos recursos, en especial de un hospital que requiere cada centavo para sus pacientes. Y más allá de su aparente negligencia, la contralora no parece preocupada por los sobrecostos evidentes en otros proyectos y compras.

Es sorda, ciega y muda ante situaciones verdaderamente escandalosas. Como muchos otros funcionarios de este gobierno, la funcionaria lo que pretende es justificar cada dólar que es birlado a los panameños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código