hoyporhoy_2014-05-10

La maquinaria que puso el partido Cambio Democrático (CD) para atropellar a cuanta persona que cuestionara la necesidad de las obras del gobierno o sus excesivos costos o que criticara la gestión de Ricardo Martinelli o su peculiar manera de gobernar o que opinara en contra de la candidatura de José Domingo Arias llega a su fin.

“Los gladiadores”, como se hacían llamar, eran, encima de todo, pagados con fondos de la Asamblea Nacional, según denunció recientemente uno de sus integrantes, al que el ministro de la Presidencia calificó de “traidor”.

Todo encaja en el rompecabezas de la reelección disfrazada: millones en promoción de las obras del gobierno para ayudar a empujar a Mimito; bolsas con comida y cuanto tenían en las manos para repartir a cambio del voto, y opiniones pagadas de mercenarios que vendieron por unas monedas –así como lo hicieron los tránsfugas– sus conciencias.

El derroche –como sucedió en El Bebedero– reinó en las narices de un fiscal electoral ciego, sordo y mudo ante lo que era un escándalo para el pueblo panameño. Y con todo el descaro que siempre lo ha caracterizado, CD exige respeto por todas esas curules en la Asamblea que obtuvo con mañas y ventaja.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código