hoyporhoy_2014-05-12

Hace cinco meses, el presidente Ricardo Martinelli tuvo que admitir públicamente que su mansión en Altos del Golf tiene un valor real muy superior al que figura en los registros catastrales –lo que podría haber sido defraudación–.

Al quedar en evidencia intentó acallar las críticas con uno de sus shows, en el que declaró que solicitaría voluntariamente que la autoridad correspondiente actualizara dichos valores. Pues bien, como en tantas otras ocasiones, lo dijo pero no lo hizo.

El mandatario concluye ahora que no tiene porqué hacer aquello que él mismo prometió. Cónsono con la consistente falsedad de su discurso, ni siquiera estando en campaña y bajo el escrutinio de la ciudadanía cambió ese terrible hábito que ha llevado al país a retorcerse entre escándalos de corrupción y medias verdades. Panamá –todavía– espera que, aunque sea con su propia casa, cumpla la ley.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código